Certificado de Obra Nueva


La Directiva Europea 2002/91/CE de Eficiencia Energética de Edificios, obliga a los estados miembros a adoptar un sistema para certificar energéticamente los edificios (o parte de ellos) que se pongan en venta o en alquiler, independientemente del uso y de si se trata de obra nueva o existente. Esta exigencia se vió fortalecidad en 2010 con la Directiva 2010/31/UE (refundición).

Como máximo, los estados de la Unión Europea deben adoptar dicho sistema de certificación antes del 4 de enero de 2009.

Especial interés tiene la exigencia del Real Decreto 235/2013 respecto a que la Etiqueta Energética debe ser “incluida en toda oferta, promoción y publicidad dirigida a la venta o arrendamiento del edificio.”

A partir del 1 de junio de 2013, cualquier publicidad de venta o alquiler de un inmueble debe incluir su Etiqueta Energética
    Cualquier publicidad dirigida a la venta o alquiler debe llevar la Etiqueta Energética

Cualquier publicidad dirigida a la venta o alquiler debe llevar la Etiqueta Energética

En España la trasposición de la Directiva se centra en:

  1. Edificios de nueva construcción.
  2. Edificios o partes de edificios existentes que se vendan o alquilen a un nuevo arrendatario, siempre que no dispongan de un certificado en vigor.
  3. Edificios o partes de edificios en los que la autoridad pública ocupe una superficie útil superior a 250m2 y que sean frecuentados habitualmente por el público.

Para los edificios de obra nueva y para aquellos que se rehabilitan, se estable el siguiente procedimiento:

  1. El proyecto debe contener un apartado específico de eficiencia energética, que contendrá el Certificado de Eficiencia Energética y que será suscrito por el proyectista del edificio o por el proyectista del proyecto parcial de las instalaciones térmicas de ese edificio. Este es el Certificado de Eficiencia Energética de Proyecto.
  2. El Certificado de Proyecto, debe registrarse en el órgano competente de la comunidad autónoma correspondiente. Este registro es responsabilidad del promotor. El justicante del registro en algunas comunidades autónomas (por ejemplo Extremadura) debe presentarse ante el ayuntamiento para la solicitud y concesión de la licencia municipal de obras.
  3. En función de la Clase Energética de Proyecto, la comunidad autónoma exigirá un control externo que se realizará durante la ejecución de las obras. Este control será realizado por empresas acreditadas.
  4. Finalizadas las obras, la Dirección Facultativa debe emitir el Certificado de Eficiencia Energética del edificio terminado que incluirá todas las variaciones energéticas que se han producido durante la construcción. Este certificado se incorpora al Libro del Edificio.
  5. El Certificado de Edificio Terminado debe registrarse en el órgano competente de la comunidad autónoma correspondiente. Este registro es responsabilidad del promotor. El justicante del registro debe presentarse ante el ayuntamiento para la solicitud y concesión de la licencia municipal de primera ocupación (y posteriores) o licencia de actividad. Los datos del registro deben ser públicos.
En ETRES Consultores podemos:
  • Colaborar con el equipo proyectista para que el edificio logre la máxima clase energética posible.
  • Asegurar que, en la fase de ejecución de la obra, se mantienen los criterios del proyecto para evitar modificar la clase energética existente en el proyecto.

etiqueta